El Bar Pequeño, germen de este blog, navega hacia nuevos horizontes y aquí con el 2020 también nos disponemos a emprender una nueva etapa con muchas más historias que contar, aunque de forma un poco más sosegada.

Todavía quedan relatos alucinantes.