Dos vecinos mal llevados separados por una franja de mar que en su parte más estrecha apenas supera los 33 kilómetros. Menos que de aquí a Fisterra. Tras siglos de difícil convivencia tenía que pasar: uno decide fortificar sus puertos... Seguir leyendo →