«Ya estamos en la mar de Corrubedo. El pueblo se extiende en la cresta de un monte alargado y bajo, que penetra en el agua, rodeado de un paisaje triste, donde abundan los grandes arenales, y desamparado de los vientos... Seguir leyendo →