El niño no estaba en la cuna cuando a las diez de la noche del martes 1 de marzo de 1932 la nurse de la familia Lindbergh, Betty Gow, regresó a la habitación. Sobre la ventana, una nota solicitando un... Seguir leyendo →