Hemos de reconocerlo. Nos gusta improvisar y nos encantan las sorpresas. Para esta semana teníamos programada una historia muy triste, poblada de muertes a babor y estribor, a uno y otro lado del cabo. Una historia de esas que mientras escribes te... Seguir leyendo →